lunes, 13 de mayo de 2013

Terrafugia TF-X


Esta aeronave cuenta con 4 plazas en su interior y un tamaño equivalente al de un auto convencional medio, el TF-X integra un motor híbrido que se alimenta de gas y genera electricidad. 

En vuelo, el vehículo presume de una interesante mezcla de motores. 

Dos hélices se despliegan desde los laterales para permitir un despegue vertical. 

Una vez en el aire, las hélices se reorientan hacia delante para que el TF-X comience a avanzar y, al llegar a la altura deseada, se pliegan para que el motor trasero lleve el vehículo a velocidad de crucero. 

Ver el vídeo en este link.

No necesita de complicados cursos de vuelo para hacerlo funcionar. 



El despegue y aterrizaje son automáticos, una vez le damos las coordenadas para hacerlo y sus diseñadores aseguran que bastan 5 horas para adaptarse a su funcionamiento.

En vuelo, el vehículo ha simplificado sus mandos para que podamos maniobrar con el mismo volante que se usa al estar en el suelo. 

Tiene una autonomía de 800 kilómetros en el aire y alcanza una velocidad máxima de 320 kilómetros por hora.

1 comentario:

  1. Anónimo30/8/13 1:34

    también hay un ford anglia modificado por arthur weasley

    ResponderEliminar

Bienvenidos a profefeito